TÉCNICAS MÍNIMAMENTE INVASIVAS QUE OFRECEMOS PARA EL TRATAMIENTO DE DOLOR CRÓNICO O AGUDO A NIVEL DE LA COLUMNA (ESPALDA) 

Contamos con equipo multidisciplinar que ofrece tratamiento integral de la patología de columna.

¿Qué ofrecemos?

hernia discal o estenosis del foramen En caso de dolor tipo radicular en una pierna o brazo o ambos (en caso de estenosis de canal)  en el que además puede acompañarse por alteración de la sensibilidad y/o la fuerzas.

Este tipo de dolor puede estar provocado por hernia discal o estenosis del foramen (agujero) por donde pasa el nervio (estenosis foraminal) o estenosis del canal lumbar o cervical . en estos casos ofrecemos a nuestros pacientes precios cerrados  de intervenciones quirúrgicas como la discectomia cervical , lumbar microscópica  o Laminectomia para aliviar sus síntoma.

espondilolistesisEn caso que se acompaña de signos de inestabilidad segmentaria (como en la Espondilolistesis o tras intervención quirúrgica de una hernia discal en varias ocasiones) ofrecemos la estabilización con fijación con tronillos y barras del segmento a parte de llevar acabo en el mismo acto la descompresiva de las raíces nerviosas o la medula en caso del segmento cervical.

Pero en mucha ocasiones la consulta es por dolor en al región lumbar o la cervical sin clínica de orden neurológico, o lo que quiere decir no hay compresión de estructuras neurales (como nervios o raíces). En estos caso el origen  de dolor puede proceder de las diferentes estructuras óseas y/o musculares del área de dolor habitualmente que sus características y los hallazgos de la exploración y los hallazgos  de las pruebas de neruoimagen como la RMN (Resonancia Magnética) y / o la TAC  determinamos en la mayoría de los casos este tipo de dolor. En algunas ocasiones se precisan test de bloqueos de algún de estas estructuras que pueden originar el dolor para estar seguros de que es la principal responsable del cuadro del dolor del paciente.

Tras estudiar bien su situación y normalmente cuando la combinación de tratamientos más conservadores como los farmacológicos y la rehabilitación no dan los resultados esperados, es cuando proponemos distintas técnicas intervencionistas contra el dolor. Incluso se puede recomendar directamente para acelerar la recuperación. Aquí es donde se valora el empleo de técnicas mínimamente invasivas para mejorar el dolor.

¿Qué son las técnicas intervencionistas contra el dolor que ofrecemos en nuestra consulta?

Cuando hablamos de “intervencionismo en dolor” o “técnicas intervencionistas” realmente nos referimos a:

  • Un conjunto de procedimientos “mínimamente invasivos” practicados en la vecindad de una estructura nerviosa, de una articulación o una fascia (las membranas que separan los distintos músculos…) que pretenden aliviar el dolor de manera drástica e inmediata procurando conseguir la mayor duración posible de dicho efecto beneficioso que, como cualquier acto médico, no están exentos de riesgos pero es mínimo.
  • Se suelen realizar en quirófano; necesitan el apoyo de imagen radiológica o ecográfica para llevarlas a cabo.
  • No siempre requerirán anestesia general. En casi todas ellas es suficiente con anestesia local, aunque en algunos procedimientos es necesaria la sedación del paciente.

Y en casi todas ellas podrás ir a dormir a casa; en general son intervenciones ambulatorias de corta duración.

 

Estos procedimientos mínimamente invasivos son:

Bloqueos periféricos en síndrome de Dolor Miofascial

 En este tipo de técnicas las realizamos bajo control visual (Ecografía o fluoroscopia) que nos confirme la buena colocación de la aguja en el punto gatillo o trigger con infiltración de anestésico local con o sin corticoesteroide como prueba que si resulta positiva se infiltra posteriormente con toxina botulínica, debiendo seguir el paciente con programa de rehabilitación especifica para su síndrome.

¿En qué tipo de dolor se emplea?

dolor miofascialSe emplea en síndrome de dolor miofascial. Cuando  las medidas de modificación de los factores predisponentes y los tratamientos farmacológico y rehabilitador no han dado su resultado esperado.

Las infiltraciones las más que empleamos son las realizadas a nivel de la musculatura cervicodorsal, como trapecio, esplenio, elevador de la escápula o supraespinoso para el dolor cervical crónico y las  infiltraciones a nivel de la musculatura lumbar y de la cintura pélvica en los músculos cuadrado lumbar, psoasilíaco y piramidal (Síndrome Piramidal)  son los más frecuentes.

 

Bloqueo epidural Realizamos también Bloqueo epidural  que consiste en infiltración del espacio epidural de anestésico local y corticosteriode en el espacio epidurla por diferentes vías diferentes a nivel caudal, a nivel interlaminar o a nivel transforaminal.

Está indicado sobre todo en el dolor lumbar de origen discogénico o estenosis de canal con dolor radicular o hernias discales que declinan la cirugía o que tengan importantes contradicciones para al cirugía.

 

La Radiofrecuencia (RF)

radiofrecuenciaRealizamos varios tipos de RF  dependiendo de la estructura que debemos tratar , así encontramos la RF térmica, que pretende lesionar terminaciones nerviosas para no transmitir el dolor como la que se aplica en al rizólisis ( síndrome facetario ) o la radiofrecuencia pulsada (RFp) que se aplica en el ganglio dorsal ( síndrome de espalda fallida , tras intervención de un hernia discal y seguir teniendo dolor )de la raíz o a un nervio periférico para mejorar el dolor sin lesionar el nervio.

  1. ¿Qué es una rizólisis (rizotomía) para el síndrome facetario?

Se trata simplemente de la “denervación” normalmente por radiofrecuencia térmica (“rizolisis por radiofrecuencia térmica –RF- ”) de las terminaciones nerviosas que inervan las articulaciones “facetas” de las vértebras en la espalda. También puede realizarse la rizolisis química infiltrando fármacos (Trigón o Betametasona) que se emplea como en el caso del “bloqueo” .

Con la rizolisis  se pretende  “romper” el circuito de señales dolorosas que tienen su origen en facetas lesionando los nervios que las inervan.

¿Sobre qué estructura realizamos la RF?

rizotomiaLa rizolisis (rizotomía) se realiza para mejorar a medio y largo plazo el dolor lumbar (lumbalgia), cervical (cervicalgia) o dorsal (dorsalgia) que se origina en las facetas o articulaciones zigoapofisarias.

Estas articulaciones forman parte de las vértebras y contribuyen a estabilizar los movimientos de la columna. Su alteración degenerativa (artrosis facetaria) o sobrecarga inflamatoria (esguince, artritis o inflamación) son causas muy frecuentes de dolor de espalda.

 

¿Qué es la radiofrecuencia bipolar o empalizada?

radiofrecuencia_bipolarEs una de las técnicas de RF más modernas en este territorio que empleamos intenta denervar los ramos laterales de las raíces sacras responsables de la inervación de la articulación sacro iliaca en caso de sacroileitis resistente al tratamiento médico y es causa del dolor lumbar que se irradia a caderas y glúteos.

¿Dónde la realizamos?

La realizamos habitualmente en quirófano (o sala de angiografía digital)  porque precisan de la ayuda de rayos X. La intervención tiene una duración aproximada de una hora y después podrás irse a casa.

La llevamos a cabo en el Hospital de la Inmaculada – Granada.

¿Qué riesgo tiene?

Realmente sus riesgos más graves son afortunadamente excepcionales y tienen que ver con la difusión excesiva del anestésico local, una lesión accidental de un nervio de la vecindad, o mas raro aún, con la infección o el sangrado de la zona tratada, pero lo mas frecuente son las molestias de la anestesia en los primeros días o pequeños hematomas en la zona.

La mejoría suele ser gradual y podrás medir la eficacia de la técnica  pasadas unas semanas si los resultados son positivos y se reducen tus molestias, podrás reducir o variar el tratamiento farmacológico llegando en algunos casos a retirarlo completamente.

  1. ¿ Qué es la RFp?

rfpLa RFp utiliza corrientes cortas de calor y periodos relativamente largos de silencio, que permiten la dispersión del calor, con lo que se pueden aplicar altas frecuencias (mayores voltajes) sin alcanzar temperaturas mantenidas que producirían daños permanentes como sucede con la RF convencional.

¿En qué indicaciones la empleamos?

La RFp la empleamos sobre todo por el dolor radicular tras cirugía de columna fallida donde no está indicada la cirugía ya que la raíz  tiene daño permanente  o fibrosis donde en estos casos actuamos sobre del ganglio dorsal de la raíz.

rfp-ecografiaTambién empleamos la RFp (con bloqueo previamente) en la modulación del nervio supraescapular guiada con ecografía para el tratamiento del dolor en las enfermedades crónicas que afectan el hombro, como la lesión irreparable del manguito rotador, artritis reumatoide, tendinitis calcificadas, secuelas de accidentes vasculares cerebrales y capsulitis adhesivas que pueden simular una afectación de una raíz cervical como la C5.

¿Dónde la realizamos?

La realizamos habitualmente en quirófano ( o sala de angiografía digital)  porque precisan de la ayuda de rayos X. La intervención tiene una duración aproximada de una hora y después podrás irte a casa.

La llevamos a cabo en el Hospital de la Inmaculada – Granada.

 

Implante de Neuroestimulador de cordones posteriores para el dolor crónico.

¿Qué es un neuroestimulador?

neuroestimuladorSon dispositivos que generan impulsos eléctricos de frecuencias en el rango 40 a 60 Hz .Con esta estimulación los pacientes suelen sentir un suave hormigueo (parestesia) que se superpone al dolor alivianadlo.

Son programables y los pacientes pueden ajustar la intensidad de los impulsos usando un mando . La tecnología de estos dispositivos evoluciona constantemente: cada vez son más pequeños, autónomos e “inteligentes”.

Empleamos el implante de los neuroestimuladores de forma quirúrgica ( bajo anestesia general ) o percutánea ( bajo anestesia local) bloquean mediante impulsos eléctricos las sensaciones dolorosas que llegan al cerebro aliviando de esta manera el dolor.

neuroestimulador

¿Cuando está indicado el implante de un neuroestimulador?

Esta técnica está especialmente indicada cuando el dolor es de tipo neuropático y lleva afectando a la espalda, cuello, brazos o piernas durante más de seis meses en el que tratamiento con fármacos, la cirugía, los bloqueos nerviosos o la terapia física no han sido suficientes.

Son habitualmente pacientes con síndrome de cirugía de espalda fallida ( operados de hernia discal o estenosis de canal o que se le haya puestos tornillos y barras en al columna para su fijación) y síndrome de dolor regional complejo tipos I y II que no son candidatos para la corrección quirúrgica y en los que ha fracasado el tratamiento conservador.

¿Qué riesgo conlleva la intervención?

Pueden producirse infecciones, hematomas… También puede ocurrir que se rompa alguna conexión que pueda precisar una segunda intervención en la que se reemplace alguno de los componentes o se recoloquen los cables o electrodos nuevos .

Es un sistema totalmente reversible: si ya no es necesario, no se produce una mejora sostenible o cambias de opinión se puede retirarlo con un pequeña cirugía.

¿Dónde se lleva la intervención quirúrgica?

En el Hospital de la Inmaculada de Granada, donde esta equipado para llevar acabo este tipo de intervenciones.

Usted puede financiar su intervención a través del Hospital de la Inmaculada .

 

 

Translate »
×